Protección y seguridad en el hogar

30jun


La seguridad de nuestros hogares es un tema prioritario que todos compartimos. Se trata de un asunto delicado de tratar y especialmente sensible, pues nuestra casa es nuestro espacio vital y en ella habitan los seres que más queremos y lo que más deseamos proteger.

Normalmente, cuando hablamos de seguridad en el hogar pensamos en las amenazas que pueden provenir del exterior, pero no hay que olvidar que algunas vienen de dentro y que igualmente pueden poner en riesgo tanto a personas como a infraestructuras o bienes.

Cuando salgas de casa cierra siempre con llave.

Revisa las cerraduras de puertas y ventanas con cierta periodicidad para comprobar que están en un estado óptimo, pues debido a su utilización se desgastan y pierden eficacia.

Instala un sistema de alarma para el hogar. La mayoría de los ladrones se decantarán por las casas que no tienen alarma instalada. Además de la protección directa que proporcionan, ya que estos sistemas normalmente están incorporados en algún tipo de instalación domótica, van a permitir controlar la apertura y cierre de puertas y ventanas exteriores, el sistema contra incendios, el apagado o encendido de luces o sistemas de calefacción, etc.

Utiliza dispositivos inteligentes para el encendido de luces exteriores e interiores con temporizadores para aparentar que estás en casa incluso cuando te encuentres ausente.

No dejes objetos de valor en la vivienda y si los tienes no los mantengas a la vista, ponlos a buen recaudo, por ejemplo, en una caja fuerte. Y no dejes claves de seguridad o códigos a la vista. Otro consejo es la realización de un inventario en el que se detallen los números de serie de los aparatos electrónicos por marca y modelo.

No abrir la puerta a desconocidos, ésta debería de permanecer cerrada hasta que puedas identificar bien a quien está llamando.

También está en tus manos mejorar la seguridad de la comunidad de vecinos. Esto se puede lograr mediante la instalación de cámaras de seguridad en el portal y en la entrada del garaje, ya que son las principales formas de acceso a un edificio de viviendas.

Refuerza la seguridad en ventanas, terrazas y balcones y elimina posibles escondites y facilidades de acceso.

Contrata un seguro y protege de tu vivienda tanto el continente (elementos estructurales, instalaciones de suministros, accesos…) como el contenido (bienes, objetos de valor…).

Tener un hogar en el que sentirse protegido es fundamental. A pesar de que sea más costoso y tome más tiempo aumentar la seguridad de tu hogar, merece la pena tomar las precauciones que sean necesarias para resguardar tu casa y tu familia.