¿Cómo saber el valor catastral de un inmueble?

31ago


El valor catastral es el valor monetario que la Administración asigna a cada bien inmueble, es la valoración que de él lleva a cabo el Catastro. El Catastro Inmobiliario es un registro dependiente del Ministerio de Hacienda en el que se describen los bienes inmuebles rústicos, urbanos y de características especiales, cuya inscripción es obligatoria y gratuita. En él se recogen las características físicas, económicas y jurídicas de todos los bienes inmuebles, entre las que se encuentran: su localización, superficie, uso o destino, la clase de cultivo o aprovechamiento, el valor de referencia del mercado, el titular catastral... Dicha valoración se archiva con un código identificador que se denomina referencia catastral, que se compone de veinte caracteres y que permite identificar el inmueble frente al resto.

Hemos de saber que la información catastral completa de un inmueble no es de carácter público, pero cualquier persona puede acceder a una serie de datos como su localización, referencia catastral, uso, calidad de la construcción o superficie. Sin embargo, su propietario o su representante o autorizado sí puede consultar en cualquier momento toda su información catastral al completo. Se puede hacer a través de las siguientes vías:

-         Sede Electrónica de Catastro.

-         Gerencia del Catastro (oficina territorial situada en la provincia).

-         Cualquiera de los puntos de información catastral (ubicados generalmente en los Ayuntamientos).

-         Último recibo justificativo del pago del Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI).

En cuanto a para qué sirve el valor catastral, cabe señalar que originalmente esta información tiene un objetivo tributario y que las distintas administraciones lo utilizan para calcular la cuantía que debes pagar en determinados impuestos relacionados con tu vivienda, a saber:

-         Plusvalía municipal.

-         IBI.

-         Impuesto sobre el Patrimonio.

-         Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

-         Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

-         Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Cabe destacar que el valor catastral no puede superar el precio que la vivienda tendría en el mercado y que su actualización se realiza aplicando los coeficientes aprobados en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado.

Finalmente, advertir que si necesitamos modificar alguno de los datos que figuran en el Catastro, hemos de hacer una comunicación al mismo para que quede reflejada en su censo y señalar que deben de inscribirse en el mismo las nuevas construcciones, rehabilitaciones, cambios en el uso, agregación, división, segregación, adquisición de la propiedad, usufructos, concesiones o cambios en la titularidad.