¿Cómo te afecta el nuevo proyecto de ley hipotecaria si vas a firmar una hipoteca?

14FEB


Cómo ya hemos comentado en artículos anteriores el Gobierno ha sacado un proyecto de Ley de Crédito hipotecario, que se encuentra en tramitación, se espera que entre en vigor y sea publicada en el BOE durante el primer semestre de 2018.

Por lo que si vas a firmar una hipoteca en los próximos meses, deberías tener en cuenta algunos de los siguientes cambios:

En primer lugar, y antes de firmar el préstamo, el cliente deberá acudir al notario que elija en los siete días anteriores a la firma, para asegurarse de que el contrato que le ha entregado la entidad financiera se ajusta a la legalidad y no incluye cláusulas potencialmente abusivas, y para ofrecer al cliente la opción de preguntarle todas las dudas que pueda tener acerca de la hipoteca. Esto se realizará de manera gratuita y será necesario para poder firmar la hipoteca, deberá ir acompañada de una acta firmada por el cliente dónde indique que comprende todas las condiciones y consecuencias.

Además, la nueva normativa contempla la creación de un modelo tipo de hipoteca, a la que banco y cliente se podrán acoger si están de acuerdo (está previsto que sea un 'prototipo' muy sencillo para que cualquier persona lo pueda entender), así como la creación de un documento anexo en el que se detallarán las cláusulas potencialmente abusivas (como las famosas cláusulas suelo), que será algo así como una lista negra de las que ya están siendo analizadas y anuladas por los juzgados de toda España.

También destaca  a favor del futuro hipotecado que el banco no podrá colocarle los llamados 'productos vinculados' Y es que las entidades tendrán prohibido obligar a los clientes a contratar productos como seguros de hogar o vida a cambio de concederles la hipoteca. Lo que sí podrán seguir usando son los 'productos combinados', que son aquellos que ofrecen al cliente una mejora en las condiciones de la hipoteca (por ejemplo, contratando el seguro de vida el diferencial te baja en una décima y otra adicional si también contratas el seguro de vida o un plan de pensiones). Economía ha dejado muy claro que el Banco de España estará muy atento a las praxis de la banca para evitar que las ofertas vinculadas puedan disfrazarse de combinadas.

En el caso de quién debe asumir los gastos que acarrea la formalización de la hipoteca, las noticias ya no son tan buenas: la normativa se limita a exigir transparencia a la hora de plasmar en el contrato qué gastos paga cada parte, pero no delimita cuáles deben recaer en el banco y cuáles en el cliente. A pesar de que muchas sentencias judiciales ya están obligando a los bancos a que asuman buena parte de los gastos, Economía asegura que también hay tribunales que se han inclinado a favor del sector financiero. Por eso, simplemente apuesta por la negociación entre las partes.

Otra novedad de la que sí se beneficiarán los consumidores es la de la rebaja de las comisiones por la amortización de forma anticipada, ya sea parcial o totalmente. En el caso de las hipotecas variables, el límite será del 0,5% del capital reembolsado anticipadamente en los primeros tres años de vida del préstamo y del 0,25% hasta el quinto año. A partir de entonces no pagará penalización por la cancelación. Para las hipotecas fijas, el porcentaje es algo más elevado: el 4% en los primeros 10 años y el 3% pasado dicho plazo.

En cuanto al conocido interés de demora, la novedad viene en que se establece un interés máximo que puede cobrar el banco al cliente si se retrasa en el pago de la cuota mensual, no podrá superar tres veces el precio legal del dinero. Actualmente, hablaríamos de un máximo del 9%.

Así pues, con todas estas medidas,  las hipotecas del futuro serán más transparentes, tendrán el visto bueno de los notarios, estarán sujetas a menos comisiones y ofrecerán mayor margen a todo aquel que sufra problemas puntuales en el pago de las cuotas.

Fuente: Idealista.es




Compartir: