8 hábitos para mejorar el ahorro energético de tu vivienda

28JUL


Cada vez es más gente la que busca el ahorro energético en sus viviendas, no solo por el hecho de bajar unas décimas su factura, sino también por reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Según un estudio de Gas natural Fenosa se podría reducir hasta un 23,2% el uso de energía en la mayoría de casas y aun así no se perdería calidad de vida.
 
Reducir el consumo energético es más fácil de lo que piensas, te damos algunos consejos con los que conseguirás reducir gastos y emisiones. ¡Podrías llegar incluso a contratar menos potencia!
 
1. Tener en cuenta las ventanas
Las ventanas son una de las principales fuentes de pérdida de calor en una vivienda, si encuentras alguna fuga, séllala con silicona. Aunque lo más recomendable es la instalación de un doble cristal para así evitar fugas completamente.
 
2. Mantenimiento de la caldera
Debes hacer un seguimiento periódico de la caldera y si es muy antigua, te convendría poner una nueva, ya que son más eficientes.
 
3. Hábitos de vida
Si en tu día a día eres de los que no apaga las luces ni la televisión debes saber que, por ejemplo, un electrodoméstico en standby sigue consumiendo mucho. De hecho, la diferencia entre un aparato en "reposo" y uno apagado puede ser de hasta 100€ de consumo energético al año.
 
4. Ventiladores de techo vs. Aire acondicionado
Un ventilador consumirá mucho menos y te será menos molesto. Puede que no seintas el mismo frío, pero reducirá la sensación térmica de tu casa. Lo más importante: un ventilador gasta hasta un 90% menos de energía que el aire acondicionado.
 
5. Cambio de bombillas
Cuando tengas un momento libre dedícate a cambiar todas las bombillas de tu casa por unas de bajo consumo. Cuando llegue la factura lo agradecerás, ya que el ahorro puede ser de hasta el 80%. Además de que mientras una bombilla tradicional tiene una vida útil de 2.000 horas, las bombillas LED o las de bajo consumo rondan entre las 20.000 y 50.000 horas, por lo que podrían llegar a durar hasta 6 años.
 
6. Aprovecha la naturaleza
Tanto la luz como la ventilación pueden no costarte dinero ¿lo sabías? Al despertarte abre persianas y cortinas, y si quieres que corra un poquito el aire mantén las ventanas abiertas. Con ello ganarás luz natural, ventilación y ahorro energético ¡3x1!
 
7. Usa con cabeza la calefacción y el aire acondicionado
En invierno no deberías ir con manga corta, al igual que en verano no deberías estar a gusto con una chaqueta. La temperatura perfecta para climatizar el ambiente en verano es poner el aire acondicionado (en caso que decidas utilizarlo) a 24ºC. En invierno la temperatura perfecta para poner la calefacción es de 21ºC, no hace falta sentir que estás en el Caribe. Además, por cada grado que subes se consume un 5% más de energía.
 
8. Lavadora, secadora, lavavajillas…
¿Vas a meter solo eso? Espera a que se llene. La lavadora es uno de los electrodomésticos que más gasta de la casa, acompañado del lavavajillas. El principal consejo es comprar ambos electrodomésticos con certificado de eficiencia y evitar lavados sin casi carga: llénalo tanto como puedas (incluso si tienes que hacer un tetris) porque tu cartera y el medioambiente lo notarán.
Al fin y al cabo pequeñas inversiones conseguirán grandes mejoras. Al principio puede que estés gastando más, comprando o reformando algunos hábitos, pero a corto plazo estas inversiones se convertirán en la clave para el  ahorro energético de tu vivienda.
 



Compartir: